divendres, 4 de setembre de 2015

Álbum de fotos

Mina, de una compañía de títeres "Teatro Mimaia" me  encargó un álbum para los dibujos que hizo para su libro "Adiós Bienvenida"  una obra de títeres muy muy bonita que realiza con Dora Cantero.
Quería algo natural y original, fuí a ver la obra porque así sería más fácil para mi interpretar los dibujos a los cuales yo les debía hacer una protección y a la vez que se relacionara un poco con lo que en ella nos explica.
El libro tenía que ser un álbum de fotos, debido a que las láminas tienen un grosor que había que nivelar y la única forma que yo conozco es la del álbum de fotos, poniendo así una alza en cada hoja.
Como la protagonista "Bienvenida" trabaja en un restaurante del puerto donde todos los marineros van a tomar te y a comer sardinas. Pensé que estaría muy bien teñir todas las hojas interiores con te y en la portada del libro poner una red de pescador.
Aquí os dejo algunas fotos del proceso. Ah! por cierto! le gustó mucho!!!

Estos son dos de las treinta láminas que habían para encuadernar.  y el papel todavía sin teñir.
Adiós Bienvenida




    hice una infusión con te de diferentes clases.


 Aquí se puede apreciar el cambio de tonalidad del color blanco.

 La puse a secar y ya veís que baja mucho la tonalidad, pero quedó un color que me gustó mucho, rompiendo el color blanco tan frío y dándole un poco de "calor" a las hojas con la tonalidad marrón.


La tripa la he cosido con cinta y telar , ya que así es más fácil poder abrir el libro.

 Con un martillo fui transformando el lomo recto al lomo redondo.


 Con hilo de seda forzal, un trocito de cinta y aguja hice la cabezada, me gusta mucho como queda hecha manual, se tarda más que poniendo una comprada, pero hay una gran diferencia en el resultado final, le da al libro un toque de más calidad, vale la pena el trabajo de hacer la cabezada manual.




Para redondear el lomo de los cartones de la cubierta se utiliza una lomera.



 Aquí ya ves el libro con sus tapas de cartón, lomo redondo y nervios falsos.


Quise poner unas bolitas de madera con este trozo de entrelazado de cáñamo que simulan una red de pescador, pero cuando lo puse en la prensa de hierro (normal!) se quedaron destrozadas (no aguantaron tanta presión) así que .... sin bolitas.


Para las cubiertas utilicé piel de badana, ésta es de color crudo, lo que a mi me gusta mucho porque así después con tintes le puedes variar el tono.



La piel no se puede poner tal cual, hay que rebajar todo el perímetro del libro con una chifla, que es una herramienta de encuadernación (que tiene un perfil como un cúter) que permite ir rebajándola.
Este proceso cuesta bastante porque si haces demasiada presión se agujerea la piel y ya no sirve.


Poniendo la piel

Afegeix la llegenda

 Libro con piel rebajada y con el gofrado de la red de pescador. sin teñir


 En la parte delantera y posterio del libro realicé una transferéncia con Gel Medium del dibujo de la portada del libro original.






Resultado final con la piel teñida con nogalina.